Ir al contenido principal

Utopías de Mario Benedetti



Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

No son los muertos, poema de Antonio Muñoz Feijoo

No son los muertos los que en dulce calma
la paz disfrutan de su tumba fria,
muertos son los que tienen muerta el alma
y viven todavia.

No son los muertos, no, los que reciben
rayos de luz en sus despojos yertos,
los que mueren con honra son los vivos,
los que viven sin honra son los muertos.

La vida no es la vida que vivimos,
la vida en el honor, es el recuerdo.
Por eso hay hombres que en el Mundo viven,
y hombres que viven en el Mundo muertos.

Y sin embargo, amor de Roque Dalton

Hace frío sin ti, pero se vive.Y sin embargo, amor, a través de las lágrimas,
yo sabía que al fin iba a quedarme
desnudo en la ribera de la risa.

Aquí,
hoy,
digo:
siempre recordaré tu desnudez en mis manos,
tu olor a disfrutada madera de sándalo
clavada junto al sol de la mañana;
tu risa de muchacha,
o de arroyo,
o de pájaro;
tus manos largas y amantes
como un lirio traidor a sus antiguos colores;
tu voz,
tus ojos,
lo de abarcable en ti que entre mis pasos
pensaba sostener con las palabras.

Pero ya no habrá tiempo de llorar.

Ha terminado
la hora de la ceniza para mi corazón.

Hace frío sin ti,
pero se vive.

Desiderata, un poema inspiracional de Max Ehrmann

Camina plácido entre el ruido y la prisa; y piensa en la paz
que se puede encontrar en el silencio.
En cuanto sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones
con todas las personas.
Enuncia tu verdad en una manera serena y clara
y escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante
también ellos tienen su propia historia.

Esquiva a las personas ruidosas y agresivas
pues son un fastidio para el espíritu.
Si te comparas con los demás te volverás vano y amargado
pues siempre habrán personas más grandes y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus éxitos lo mismo que de tus planes
manten el interés en tu propia carrera, por humilde que sea
ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos.

Se cauto en tus negocios, pues el mundo esta lleno de engaños,
mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe.
Hay muchas persona que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales
la vida esta llena de heroismo.
Sé sincero contigo mismo, en especial no finjas el afecto
y no sea…